Pasión por el cine

¿Doblaje o V.O.?

Son un fan del cine y de las series, y suelo ir a menudo al cine, y me encanta ver las series descargadas o en Netflix. Casi siempre que voy al cine, elijo la sesión en la que ponen la película en versión original con subtítulos en español, es una regla que tengo.

Hasta hace bien poco, no había esta posibilidad, pues todas las películas estaban dobladas, pero gracias a esto, ahora voy más al cine, pues no soporto el doblaje. No es que las personas que doblan las voces lo hagan mal, sino que considero que las voces de los actores expresan lo mismo que su actuación, y con el doblaje se pierde mucha de esa interpretación.

¿Doblaje o V.O.?

Me pasa lo mismo con las series. Siempre procuro verlas en ingles, pues la voz de los actores me transmite mucho, al igual que sus gestos.

Por ejemplo, hace poco he leído que para interpretar a Jackie Kennedy, Natalie Portman ha tenido que cambiar su acento y la forma en la que habla, además de sus gestos y movimientos, para adecuarse lo máximo posible al personaje.

Y considero que con el doblaje, parte de ese esfuerzo que ha hecho el actor por parecerse todo lo posible a su papel, se va por el retrete, pues la persona que lo va a doblar, no se ha pasado horas visualizando vídeos de cómo hablaba Jackie Kennedy.

Pudiendo elegir entre doblaje y versión original, me quedo siempre con la versión original. También en el caso de las series de animación, en la que actores muy buenos ponen sus voces para hacer de una animación.

Mucha gente dice que como no saben inglés, si están leyendo los subtítulos no pueden ver la pantalla. Creo que eso es una excusa para no hacerlo. Pero aún cuando fuera cierto, pasaría en la primera película o serie, después te acostumbrarías y lo verías estupendamente.

Una vez que ves un capitulo de una serie en su versión original, no querrás ver uno doblado, pues muchas veces la voz es ridícula o te recuerda a otro personaje que le han puesto la misma voz.

Es lo que me pasó cuando empecé a ver Poldark. La protagonista, una chica joven, le han puesto la misma voz que Gumball, un personaje de unos dibujos para niños. Pero es que la misma voz también la tienen Arya Stark (de juego de tronos) y Haley Dunphy (de Modern Family). La voz de una persona, al igual que su cara, es única e intransferible, y con el doblaje eso se viene abajo.